A Rosalía de Castro. Enrique Sabaté

Enrique Sabaté versa para Rosalía

 

sabaté

 

“Era apacible día”
un verso en la memoria desterraba
la pena, y contraría
su recuerdo, portaba
congoja y sentimiento, y te llamaba.

La voz en el exilio,
el número infinito de sus ondas
que al mar piden auxilio
a riesgo les respondas
con más llanto y perdido y hoy te escondas.

Se paga un alto precio
por cada despertar de la conciencia,
un daño duro y recio
aflige en insistencia
de hollar el corazón y la paciencia.

Amor, duelo y quebranto
componen el paisaje de la vida,
sabed, se sufre tanto,
feliz aquel que olvida
y ama sin tormento y sin medida.

 

 

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s