El niño yuntero – Miguel Hernández

Elegí este poema de Miguel Hernández porque la primera vez que lo leí me impresionó mucho, pues su protagonista es un niño que, debido a su clase social baja, tiene que trabajar duramente en el campo. Este poema está contenido en su libro “Viento del pueblo”, publicado en 1937. Han pasado muchos años desde entonces y el trabajo infantil sigue existiendo, pues en nuestra sociedad, “tan avanzada”, hay muchos niños que buscan comida y objetos en los basureros, trabajan en fábricas e incluso son entrenados en el manejo de las armas para ser soldados.
Víctor Jara y después Joan Manuel Serrat le pusieron música a principios de los años setenta.

miguel hernández

   EL NIÑO YUNTERO

Carne de yugo, ha nacido
más humillado que bello,
con el cuello perseguido
por el yugo para el cuello.

Nace, como la herramienta,
a los golpes destinado,
de una tierra descontenta
y un insatisfecho arado.

Entre estiércol puro y vivo
de vacas, trae a la vida
un alma color de olivo
vieja ya y encallecida.

Empieza a vivir, y empieza
a morir de punta a punta
levantando la corteza
de su madre con la yunta.

Empieza a sentir, y siente
la vida como una guerra
y a dar fatigosamente
en los huesos de la tierra.

Contar sus años no sabe,
y ya sabe que el sudor
es una corona grave
de sal para el labrador.

Trabaja, y mientras trabaja
masculinamente serio,
se unge de lluvia y se alhaja
de carne de cementerio.

A fuerza de golpes, fuerte,
y a fuerza de sol, bruñido,
con una ambición de muerte
despedaza un pan reñido.

Cada nuevo día es
más raíz, menos criatura,
que escucha bajo sus pies
la voz de la sepultura.

Y como raíz se hunde
en la tierra lentamente
para que la tierra inunde
de paz y panes su frente.

Me duele este niño hambriento
como una grandiosa espina,
y su vivir ceniciento
revuelve mi alma de encina.

Lo veo arar los rastrojos,
y devorar un mendrugo,
y declarar con los ojos
que por qué es carne de yugo.

Me da su arado en el pecho,
y su vida en la garganta,
y sufro viendo el barbecho
tan grande bajo su planta.

¿Quién salvará a este chiquillo
menor que un grano de avena?
¿De dónde saldrá el martillo
verdugo de esta cadena?

Que salga del corazón
de los hombres jornaleros,
que antes de ser hombres son
y han sido niños yunteros.

Advertisements

6 comments on “El niño yuntero – Miguel Hernández

    • Victor Jara fue un gran cantautor. Un valiente que luchó por la Livertad. Igual que en su tiempo lo hizo tambien Miguel Hernández. Las canciones de Victor Jara, me trasladan a mis años de juventud.

      Liked by 1 person

  1. Para mi, que de Miguel Hernández me gusta todo es también uno de mis favoritos, me hace pensar que nada cambia, la situación de entonces es la situación del presente, tantos niños esclavos de intereses, de guerras …. y los hombres asistimos a ellas como lejanos

    Liked by 1 person

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s